RONDA DE SECRETOS/NOTICIAS

La NASA prepara un "platillo volante" para aterrizar en Marte

            La NASA probará el próximo mes de junio en un área de misiles de la Marina de EE.UU. en Hawái, un vehículo para aterrizar en Marte cuya forma de disco recuerda mucho a la de un platillo volante. En la prueba, el aparato, denominado desacelerador supersónico de baja densidad (LDSD), alcanzará los 55 km de altura y desarrollará velocidades 3,75 veces superiores a la del sonido. Esto es debido a que la NASA investiga en tecnologías innovadoras que permitan el aterrizaje de humanos y mercancías en futuras misiones al Planeta rojo, además de ayudar a devolver de forma segura grandes cargas útiles a la Tierra.




            La prueba de este “platillo” se hará primero como simulación en el Océano Pacífico y se simulará tanto la entrada, descenso y aterrizaje a través de la atmósfera marciana. Durante el experimento, un gran disco parecido a un plato que lleva un desacelerador inflable con forma de tubo y un sistema de paracaídas será colocado a una altitud de 37 kilómetros por un globo gigante. Después de ser liberados del globo, los cohetes levantarán el plato a 55 km, mientras alcanza velocidades supersónicas. Viajando a 3,75 veces la velocidad del sonido, el desacelerador se inflará, frenando el vehículo, y luego un paracaídas se desplegará para llevarlo a la superficie del océano.

            El LDSD de la NASA lleva varias cámaras a bordo que grabarán varias partes seleccionadas de la prueba, incluyendo el ascenso impulsado por cohetes y el descenso. Será retransmitido en vivo por varias webs de la NASA. Este vehículo para aterrizar en Marte sucede al complejo sistema de correas que utilizó el rover Curiosity para posarse sobre la superficie marciana en agosto de 2012. Por sus grandes dimensiones y la complejidad de su tecnología, la propia agencia espacial bautizó el proceso como «los 7 minutos de terror». Pero unos 7 minutos que podrían ser históricos si gracias a este vehículo el hombre consigue algún día pisar territorio marciano.



Revelan una de las posibles causas de la caída del Antiguo Egipto

            Según un reciente hallazgo, un rápido episodio de cambio climático como el que actualmente temen muchos políticos podría haber destruido la antigua civilización egipcia. Desde hace años los científicos debaten sobre qué es lo que llevó a la civilización egipcia al colapso hace más de 3.000 años, proponiendo hipótesis que abarcan desde guerras hasta una epidemia. Sin embargo, ul reciente estudio publicado en el diario “The Daily Mail” sobre unos anillos de árboles encontrados en la madera del ataúd de Ipi-ha-ishutef y de unos barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III sugiere que cambios en los recursos e infraestructuras alimentarios pusieron fin a este mundo antiguo.
  
Las muestras de los anillos revelaron una pequeña e inusual anomalía después del año 2200 a. C., la cual, según una investigación paleoclimática, podría corresponder a un breve episodio de sequía. Stuart Manning, profesor de la Universidad de Cornell de Nueva York, supuso que este episodio climático podría haber tenido importantes consecuencias políticas: un cambio en el clima fue suficiente para alterar los recursos alimentarios y otras infraestructuras, lo cual probablemente llevó a la caída de civilizaciones como el Imperio acadio y el Antiguo Reino de Egipto.

Afirma el científico que "Estamos exactamente en la misma situación que los acadios: si de repente algo alterara el modelo estándar de producción de alimentos en grandes áreas de EE.UU. nos encontraríamos ante un desastre". Además, añade que "este indicio muestra que el cambio climático no tiene por qué ser tan catastrófico como una Edad de Hielo para causar destrucción".



La OMS advierte de la expansión de cuatro virus que causan graves enfermedades

            Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que en el mundo actualmente circulan cuatro nuevos tipos de virus que causan graves enfermedades.

En la inauguración de la 67.ª Asamblea Mundial de la Salud que reúne en Ginebra a los responsables sanitarios de 194 naciones, Chan ha mostrado su preocupación por "los cambios en la forma en que la humanidad habita el planeta", algo que a su parecer "ha dado al volátil mundo microbiano múltiples nuevas" maneras de desarrollar enfermedades. Sobre los cuatro virus en cuestión Chan ha explicado que se trata del síndrome respiratorio de Oriente Próximo por coronavirus, de los virus H5N1 y H7N9 de la gripe aviar, y del virus Ébola, del que se ha registrado recientemente un nuevo brote en África.

En ese sentido, la directora general de la OMS ha subrayado que prevenir la propagación de estas enfermedades mortales es una de las preocupaciones centrales de la Organización, como también lo es mantenerse alerta y contener la expansión de la poliomelitis. Hace tan solo dos años la propagación de la poliomelitis prácticamente se había detenido, pero su resurgimiento obligó hace dos semana a esta organización a declararla una emergencia sanitaria internacional.

Chan se ha mostrado también muy preocupada por el hambre y la desnutrición mundial que —según dijo— "siguen siendo un problema muy persistente", ya que "en los últimos veinte años" las muertes por anemia apenas han disminuido.

Los participantes de esta asamblea, presidida por primera vez por Cuba, debatieron hasta el pasado día 24 de mayo, entre otros temas, la mejor manera de detener el avance de las enfermedades no contagiosas como la diabetes, las cardiopatías, el cáncer y las enfermedades pulmonares crónicas, así como la creación de una estrategia mundial para la prevención, atención y control de la tuberculosis.

            

 

0 comentarios:

Publicar un comentario