PROGRAMA 2X30 - SOBRE NIKOLA TESLA

Nuestra vida actual se debe a la tecnología y a la electricidad, sin ello el hombre moderno no podría vivir de otra forma, y por eso recordamos en este progra ma al padre de la corriente alterna, el inventor de 700 patentes que le fueron arrebatadas de forma ruin e injusta: NIKOLA TESLA. Este genio de la ciencia está consiguiendo más reconocimiento los últimos años por todo lo que diseñó y creó y que de alguna forma se le ignoró, fue un hombre que quería conseguir que todo el mundo tuviese energía libre, ¿qué le impidió lograrlo? ¿Por qué su figura y trabajos han estado siempre ocultos en la historia oficial? Pues de todo esto tratamos en este programa haciéndole un merecido homenaje.

ARCHIVO OCULTO: Se han cumplido 70 años de la muerte de Adolf Hitler, pero todavía se especula que realmente no se suicidó y que emigró a alguna zona de Suramérica. En esta sección se va a informar sobre el estado psicológico del Fuhrer según un estudio que se realizó en su momento y que puede dar a conocer un poco más la intrincada personalidad de este personaje histórico.

NOTICIAS: Un ovni dispara las alarmas de los vecinos del Bronx (Nueva York); Encontrado un esqueleto de minidinosaurio con alas en China; La sonda MESSENGER termina su misión en Mercurio; Stephen Hawking da un nuevo aviso: "Si no salimos de la Tierra, estamos condenados".

LA OTRA CARA DEL CINE: "Holocausto Caníbal (1980)". Quizás la película más controvertida que analizamos por su violencia extrema y por todos los problemas legales que tuvo que abordar el director, pero estamos ante un film con mucha reflexión sobre el ser humano civilizado y el hombre de la tribu. Guste o no, estamos ante otra joya del cine de terror y de ese subgénero que es "el falso documental". Descúbranla con nosotros.

Facebook: EL SECRETO DE LA CAVERNA
Twitter: @Secreto_caverna
Correo: elsecretodelacaverna@gmail.com
www.elsecretodelacaverna.com
Y no dejes de escucharnos en www.ondacampus.es


Hablar de Nikola Tesla es sinónimo de talento, ingenio, y de dotes humanas. Los últimos años se están mostrando mucho más aspectos de su vida que desconocíamos. Un genio extraordinario, intuitivo y creativo que inventó la corriente alterna o la radio (entre los más prestigiosos y reconocidos). Su nombre no aparece en los libros de historia que se muestran a los escolares para conocer quién desarrolló la electricidad moderna que nos ha llevado a muchos aspectos tecnológicos y electrónicos desde el pasado siglo XX. ¿Por qué se ha querido ocultar y no reconocer a Tesla? ¿Quizás por su idea que dedicó gran parte de su vida a intentar proporcionar al mundo energía libre? NIKOLA TESLA, considerado por muchos biógrafos como uno de tantos “padres de la física moderna”, “el hombre que inventó y desarrolló el siglo XX”, o el patrón de la “electricidad moderna”.

Muchos de sus escritos y diarios secretos han conseguido filtrarse por la red, noticieros, reportajes, tertulias… Mucho se ha dedicado últimamente a la figura de Nikola Tesla, ¿pero cuándo comienza ese interés? Ese brote eléctrico que le desarrolla una idea en la cabeza le surge prácticamente cuando era un niño, está acariciando a su gato y empiezan a surgir unas pequeñas chispas, unos rayos espectaculares que él mismo describía como increíbles y que nunca los había visto. Ahí es cuando sus padres le explican que eso lo producía la electricidad estática. Y fíjense que situación tan cotidiana hace surgir ese interés por el joven Tesla por algo que aún todavía se estaba iniciando, y que parece que su don se forma en su mente infantil con unos pequeños rayos eléctricos que parece que le escogieron a él en ese preciso momento como el hombre que debía desarrollar la electricidad a niveles más creativos y superiores y que él mismo cuenta que es cuando comienza su imaginación del mundo como un gato enorme al que una fuerza divina llamada Dios le acaricia el lomo produciendo rayos que descienden hasta la superficie terrestre para ayudarnos. A nosotros.

Así que fijáos vaya comienzo de la historia de de este genio de la luz, que en ese mismo texto recordando ese momento él dejaba claro que han sido 80 años que pasaron desde ese momento y dedicó todo ese tiempo a buscar el sentido último de la electricidad. Y todavía lo estaba buscando, dejaba escrito. Miguel Ángel Delgado es un divulgador que ha dedicado libros sobre la vida y obra de Tesla y en una de ellas cuenta la gran inventiva que ya tenía desde muy joven, desde dedicarse a coger escarabajos y pegarlos a las palas de una hélice para que el insecto moviese las alas al darle vueltas y así consiguiese mover el molinillo; con sólo siete años construye una cinta que estuviese quieta y suspendida a una altura determinada sobre el ecuador y con ella pensaba que si se pudiera subir se podría viajar a una velocidad de 1.700 kilómetros por hora, porque la Tierra giraría por debajo de la cinta a esa velocidad.  Él mismo se describía como un niño hipersensible a la electricidad y que su capacidad inventiva venía de esa mente infantil en la que era capaz de diseñar realidades paralelas y que él mismo desarrollaba distintos aparatos que le permitían viajas a esos otros lugares. Una imaginación que él quiso convertir en realidad, y lo consigue cuando crea la corriente alterna y la hace viajar y repartirla a todo el mundo.

El padre de la corriente alterna, sin la que ahora quizás no se podría vivir como tal.


La mente maravillosa de Tesla le hizo desarrollar esquemas extraordinarios como del motor de inducción por ejemplo, que cuenta el autor Miguel Ángel Delgado en su novela, que se le revela en una puesta de sol en Budapest mientras paseaba. Y rápidamente esa idea se la contó a Tohmas Alva Edison, del que siempre se ha contado que hubo esa pugna, ya que uno apoyaba la corriente continua y el otro la alterna. Toda su biografía cuenta que Tesla estaba rodeado de curiosos que se acabarían convirtiendo en sus enemigos ya que por curiosear tanto sus patentes acabarían robándole ese prestigio de inventarlos. Pero la idea sobre Tesla, sobre su personalidad como genio, se convierte casi en un “apestado” cuando dice que está trabajando en una máquina para comunicarse con los muertos y también el anuncio de que había conseguido una señal de origen extraterrestre.


Tesla, obsesionado por captar radiofrecuencias del exterior.



Desde 1896 Tesla creyó que una versión de su famoso transmisor amplificador inalámbrico podía servir para contactar con seres inteligentes que podrían habitar en otros planetas. En el verano de 1899, trabajando en su laboratorio de Colorado Springs, Tesla creyó observar una serie de códigos numéricos en señales cósmicas de radio, las cuales interpretó como una señal de inteligencia proveniente de Marte o de Venus (donde por entonces se especulaba que podría existir vida y otras civilizaciones”. Y él lo definía como una “sensación creciente de que he sido el primero en escuchar el saludo de un planeta a otro”.

El mismo Marconi, al que le dan como invento suyo la radio cuando fue Tesla el que lo patentó tres años antes, también creyó detectar señales extraterrestres al recoger ciertas transferencias. Pero la señal que pudo haber captado Tesla quizás no fuese un mensaje de otra civilización exterior, algunos creen que lo que pudo recoger fuese el ruido de tormentas eléctricas producidas en magnetosferas de otros planetas de nuestro sistema solar. En un texto que apareció en el New York Times en 1937, Tesla anunció que había perfeccionado “un nuevo y compacto aparato por el cual considerables cantidades de energía pueden ser disparadas a través del espacio interestelar a cualquier distancia sin la menor dispersión”. Algunos creen que ese tipo de tecnología fue utilizada posteriormente por el gobierno americano para desarrollar el proyecto HAARP del que ya dedicamos un programa. Pero esto hizo generar una leyenda dentro del “mundo inventivo de Tesla”: el Teslascopio. Un proyecto que en verdad se piensa que fue irrealizable y digno de una idea, como tantas dicen algunos, alocadas que tenía el científico croata. Y más cuando se obsesionó en cierta forma con el contacto con otros seres porque él mismo dijo: "He observado acciones eléctricas, que parecen inexplicables. Vagas e inciertas como fueron, me dieron una profunda convicción y una pre-ciencia, de que no falta mucho para que los humanos en este planeta, unidos, tornen sus ojos al firmamento, con sentimientos de amor y reverencia, entusiasmados por las felices noticias: “¡Humanidad! Tenemos un mensaje de otro mundo, desconocido y remoto. 



Y llega en 1884 a Nueva York (justo el año en el que nace “La Estatua de la Libertad” y viene con mucha ilusión de conocer a su futuro jefe y su futura compañía para la que iba a trabajar: Continental Edison, de Thomas Alva Edison (ya saben, el padre de la bombilla, y del fonógrafo, y del altavoz, y del micrófono del teléfono…). Y Tesla llega con la ilusión de un niño que conoce a un ídolo suyo y con el que tenía ganas de compartir ideas e inventos que él ya estaba desarrollando alrededor de la electricidad. Pero claro, los dos tenían ideas distintas al cuanto tipo de corriente que debería usarse para ser más rentable. Edison defendía un modelo de negocio eléctrico basado en la corriente continua y ya había convencido ya a algunos inversores, aunque aún a una escala muy reducida. Tesla, en cambio, creía en un modelo basado en la corriente alterna. Y esa pugna que ambos tuvieron pasaría a la historia como «la guerra de las corrientes» (era el “combate del siglo” del mundo científico de la época). Y al final resultó que el modelo más eficiente, el que se impuso, fue el de Tesla. Y ahora cada vez que presiones un interruptor e ilumines tu casa, o enciendas un aparato electrónico le estás dando la razón al gran genio serbio.

La infinita capacidad de trabajo de Tesla llegó a ser enfermiza que sólo se conformaba con dormir 2 horas al día. Podía estar 80 horas sin pegar ojo y seguir con el mismo ritmo de trabajo, algo extraordinario para un ser humano, pero alomejor no tanto para una notable mente de un gran ingeniero. «No hay emoción más intensa para un inventor que ver una de sus creaciones funcionando –decía–. Esa emoción hace que uno se olvide de comer, de dormir, de todo». Y empezó rediseñando los generadores de corriente continua que le mandó hacer Edison, pero cuando lo hizo no se le entregó el sueldo prometido. Y como esas, tantas vejaciones económicas y desvergüenzas que se produjeron hacia su trabajo, que decidió abandonar la compañía sin recibir el ansiado aumento de sueldo que se le prometió.

Y al salir de la compañía de Edison, encuentra trabajo junto a un rico empresario llamado George Westinghouse. Que contaba con una pequeña red eléctrica basada en la corriente alterna en la ciudad de Massachussetts y le faltaba la clave para distribuir esa electricidad a gran escala. ¿Y cuál era esa clave? Pues el motor de inducción que el mismo Tesla patentó y que según cuenta una leyenda el empresario le llega a ofrecer al inventor un millón de dólares y un porcentaje de los beneficios por los derechos de todas sus patentes. Pero nunca se realizó, en los datos de patentes sobre Tesla existen otras cifras muchísimo menores de lo que siempre se le prometió y que de haberse producido quizás Nikola Tesla no sólo hubiese sido un multimillonario quizás muy reconocido en la época, sino que hubiese la potestad y el derecho de poder haber adquirido de nuevo sus patentes con el dinero que hubiese ganado con sus desarrollos. Pero claro, tantas promesas y pocos hechos, siempre engañando al bueno de Tesla. 

Una de las grandes frases de Nikola Tesla.

En 1915 se habló de un supuesto premio Nobel compartido por Tesla y Edison. Se desconoce hasta qué punto el rumor se basaba en hechos reales. El reconocimiento nunca llegó. Un reconocimiento merecido pero que no llegó porque alguien o unos cuantos lo impidieron, aprovechándose de sus dotes y de su capacidad de trabajo. La versión oficial cuenta que Nikola Tesla muere en su habitación de hotel de Nueva York, pobre y dedicado en esos últimos días a dedicar tiempo a las palomas que permanecían en los parques de la ciudad; desamparado, solo, sin legado ni descendencia y con la sensación de que le habían engañado hasta el punto de aprovecharse de él. 

«A lo largo del espacio hay energía, y es una mera cuestión de tiempo que los hombres logren aprovechar esa energía. El científico no busca un resultado inmediato. No espera que sus ideas avanzadas sean fácilmente aceptadas. Su deber es sentar las bases para los que vendrán, señalar el camino». NIKOLA TESLA


MARCOS PINEL, EL TESLA ESPAÑOL

Su idea de energía infinita le pudo haber concedido el Premio Nobel en 1980, pero no fue así. En 1974 patenta un generador magnético de fuerza es capaz de convertir las fuerzas magnéticas naturales en energía eléctrica o mecánica. Y este caso, tan parecido a tantos que vivió Nicola Tesla, llama la atención de investigadores prestigiosos como J.J. Benítez que si os metéis en su página web oficial y buscáis este caso veréis fotos, imágenes de los contratos,…

http://www.planetabenitez.com/IOI/historias3.htm

“He sentido miedo”, dice Pinel, con mueca de sinceridad, “pero me he dado cuenta de que no merece la pena. Tengo que seguir, porque esto es importante para todos…, de todas las maneras, si algo me tiene que suceder, me ocurrirá investigando o no”.

Marcos Pinel, el Nikola Tesla español.


LECTURA RECOMENDADA:

Miguel Ángel Delgado -autor de la reciente novela de ficción 'Tesla y la conspiración de la luz' (Destino)

- Nikola Tesla

- Yo y la energía


http://www.bibliotecapleyades.net/tesla/lostjournals/lostjournals_sp07.htm DIARIOS PERDIDOS DE NIKOLA TESLA
 

0 comentarios:

Publicar un comentario