RONDA DE NOTICIAS

Encuentran en EE.UU. una toxina capaz de matar a 2.000 millones de personas con un gramo

            El Departamento de Salud Pública de los Estados Unidos en Sacramento, California, ha descubierto la toxina más letal jamás conocida, ya que sólo un gramo de esta sustancia es suficiente para matar a 2.000 millones de personas. En concreto, el estudio revela que sólo la dos mil millonésima parte de la toxina podría matar a un hombre adulto.


            Dicha toxina es de tipo 'H' e igual que los demás agentes causantes del botulismo bloquean la liberación de la acetilcolina, el neurotransmisor que hace a los músculos funcionar, y de este modo, causa parálisis mortal en sus víctimas. La diferencia que tiene con sus análogos, aparte de ser extremadamente potente, es que no tiene antídoto alguno.

            Durante sus experimentos con la sustancia detectada, los especialistas del Departamento de Salud Pública intentaron usar anticuerpos convencionales para los agentes botulínicos en un grupo de ratones, pero descubrieron que muy pocos de ellos interaccionaban con la sustancia y ninguno pudo proteger a los ratones. Entonces, intentaron criar anticuerpos propios, en conejos. Estos anticuerpos sí pudieron proteger a los ratones de la toxina hasta un cierto grado, pero las dosis inyectadas debieron ser inadmisiblemente altas.

            La falta de antídoto para ésta toxina ha motivado a que su secuencia de ADN se haya clasificado por razones de seguridad por primera vez. Es decir, que está fuera de las bases de datos públicas por evitar el riesgo a la sociedad.

¿Hallan una misteriosa 'nave espacial' en la Luna?

            Y volvemos a hablar de objetos extraños encontrados en la Luna. Un misterioso objeto de forma triangular con siete puntos luminosos a lo largo del borde fue descubierto por un investigador de fenómenos paranormales a través de las imágenes de la aplicación Google Moon. Las versiones van desde una base secreta humana hasta una nave extraterreste. Aunque se parece a los "aviones inteligentes" de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el tamaño del triángulo es mucho más grande que cualquier aeronave construida por el ser humano y su diseño es totalmente diferente a los convencionales. La explicación que dan algunos sobre esto es que en la Luna existen naves terrestres enviadas en su momento y que se quedaron allí para que algún día volviesen a funcionar y traedlas de vuelta, sea o no esa la explicación desde esta aplicación se observan esas naves, ¿serán de verdad naves que en su momento llegaron desde la Tierra?



La cueva de Altamira vuelve a abrir sus puertas al público después de 12 años

            Y vamos con una noticia agradable. La cueva de Altamira, en Santillana del Mar (Cantabria), volverá a recibir visitantes de forma experimental tras 12 años para analizar el impacto de la presencia humana antes de decidir de forma definitiva sobre la reapertura.

            Estas visitas serán de cinco personas a la semana, para dar continuidad a los estudios que se están realizando sobre el estado de la cueva, y en agosto se conocerán los resultados y se decidirá si en el futuro Altamira puede recibir visitas de manera continuada.

            Desde la inauguración en 2001 del complejo Nueva Altamira este complejo alberga, además de lo que se conoce como Neocueva, una superficie de 620 metros cuadrados en la que se reproducen, a tamaño natural, la entrada y el interior de la Sala de los Polícromos.


Los hijos podrían heredar (genéticamente) los miedos de sus padres

            Una de las preguntas que nos podemos hacer ahora mismo es si el miedo o las asociaciones traumáticas pueden ser heredadas a través de material genético, pues según un estudio dirigido por Brian Dias, un neurólogo del laboratorio Ressler, demuestra que el trauma infantil de las madres puede alterar la respuesta al estrés de los hijos.

            El experimento de este neurólogo ha sido realizado primero con ratones, se les condicionó a temer ciertos olores y se conseguía demostrar la transmisión de ese miedo a su descendencia como una forma de prevención evolutiva. Ese temor a cierto olor o aroma era condicionado por una pequeña descarga eléctrica que se le producía al roedor y así la descendencia mostraba una respuesta de sobresalto incrementada cuando olían ese olor en particular, en ausencia del choque eléctrico. Esto demuestra que la organización neuronal de los ratones cambia para enseñar a sus células olfativas.

            En definitiva, lo que ha querido conseguir este estudio es que la descendencia reaccionaba frente a un peligro que ellos no habían sufrido, pero sus padres sí. Los investigadores no saben a ciencia cierta por qué ocurre esto, pero un par de explicaciones puede ser que las moléculas receptoras del olor lleguen al conducto sanguíneo o directamente al esperma; otra posibilidad es que los micro-ARN (pequeñas moléculas de ARN involucradas en la expresión genética) lleguen a la sangre y de ahí transmitan la información olfativa al esperma. Sin embargo, para Dias, “éstas son dos hipótesis de ciencia ficción”.

Aunque la evidencia no sea concluyente aún, algunos entusiastas han asociado estos resultados al “síndrome savant“, según el cual algunas personas son capaces de saber cosas que técnicamente nunca han aprendido. En la fisura entre la magia y la genética, nuestro código vital aún guarda muchas preguntas relacionadas a la transmisión de información relevante para la supervivencia de las próximas generaciones.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario